miércoles, 4 de enero de 2017

FOL, la Inspección de trabajo y Juego de Tronos

 

Las clases de FOL te van a servir para mucho más que para aprobar. Y si no, que le pregunten a Pablo Serrano, que ha protagonizado recientemente una historia épica que seguro no imaginó cuando se presentó al casting de Juego de Tronos, cuyo rodaje ha tenido revolucionada hasta hace poco la vida de nuestra tranquila ciudad, Cáceres.

Pablo no es un ser legendario llegado desde Poniente, es un joven que, como tú, además de haberse formado en otros ámbitos, ha pasado por las aulas de nuestro instituto para formarse como Técnico Superior en Animación de Actividades Físico Deportivas, donde nos ha dejado muchos buenos momentos, como este emotivo Selfie Emprendedor y que ante la oferta de trabajo como extra en Juego de Tronos vio una buena oportunidad para seguir desarrollando su carrera profesional.

Pero no todo era como se imaginó. En este artículo del Periódico podéis leer lo que ocurría.

¿Creéis que la historia termina bien?¿Conseguirán los extras cobrar lo que deben y descansar lo que dice ley?


¿Qué habríais hecho vosotros en su lugar?¿Creéis que estudiar FOL le sirvió de algo? Yo creo que sí, y él también. Y si no, mirad qué me contestó cuando le di la enhorabuena por lo que había hecho y que, con su permiso, comparto con vosotros.

Muy buenas Ana!

¿Qué tal va todo? Muchísimas gracias por tus palabras, de corazón!. A riesgo de parecer pelota, (a estas alturas creo que ya no importa, jejeje) soy yo el que quiere agradeceros tanto a ti como a Cristina el haber sido unas grandes profes, ya que no podría haber hecho nada de esto sin lo que aprendí sobre relaciones laborales, contratos, nóminas y demás con vosotras el año pasado. Precisamente lo que me motivó a intentar mejorar la situación que había fue el darme cuenta del gran desconocimiento que, por norma general, tanto jóvenes como mayores tienen/tenemos de como se organizan las relaciones laborales, así como de los derechos del trabajador y obligaciones del empresario. 

Era indignante que desde la emperesa se dijera que NO nos pagaban las horas extras, y que la gran mayoría lo asumiese como algo normal, y que del mismo las jornadas se extendiesen 14 o 15 horas, que no nos dejaran parar para comer, o que estuviésemos trabajando en horario nocturno... y aún así la mayoría de compañeros asumía que todas esas decisiones eran totalmente  a la voluntad del empresario, y que nada se podía reclamar, o incluso tenían miedo a hacerlo.

Yo he sido el primero que, en otras ocasiones, he asumido como justo lo que no lo era, pero porque desgraciadamente en el sistema educativo actual asignaturas como FOL no son obligatorias, y solo puedes tener la oportunidad de aprender un poco sobre tus derechos y obligaciones como trabajador si haces un Ciclo Formativo (yo acabé la carrera sin tener ni idea de lo que ponía una nómina, y me hacían contratos de un tipo que, en la práctica, no tenían ninguna legalidad, pero ni siquiera distinguía bien entre un contrato temporal y uno a tiempo parcial). Creo que si todos estuviéramos formados como trabajadores, no viviríamos las situaciones de explotación laboral que son tan frecuentes hoy en día, y la gente dejaría de tener esa actitud de "esto es lo que hay, si lo quieres bien y si no...", que al final hace que traguemos con todo...

En definitiva, que muchas, muchas gracias por tus palabras Ana, y que gracias a vosotras por haberme ayudado a entender y creer en unas relacionas laborales más justas!!

3 comentarios:

  1. Enhorabuena, Pablo! por tu valentía de enfrentarte al poderoso, por regirte por tus principios, por tu generosidad con tus profes, por poner en valor lo que aprendiste...por ser un estímulo para todos los profes de FOL que hemos seguido el caso. Ah, y felicidades también por haber podido disfrutar de Ana Pérez como profe, todo un lujo que sé que has sabido apreciar!!! Saludos desde Plasencia.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena aPablo y sus profes,he leido con mis lumnos esta noticia y hemos reflexionado sobre lo sucedido,ojalá todos hiciésemos igual.Gracias por l ejemplo

    ResponderEliminar
  3. ¡Si tod@s hicieran lo mismo, la situación cambiaría!. Enhorabuena a Pablo, por la valentía y a ti Ana por estar siendo capaz de formar trabajadores conscientes de sus derechos.

    Plas, plas, plas, plas (esto son aplausos) . ;)

    ResponderEliminar